¿Qué es el drenaje linfático?

El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.

¿Se trata solamente de la colocación de productos en la piel acompañada de masaje?

El verdadero drenaje linfático es una técnica específica de masaje manual que requiere una formación adecuada. Esta técnica se caracteriza por movimientos muy suaves y precisos, todos en forma circular o espiral, y por un trabajo intensivo realizado en los centros de ganglios linfáticos.

El drenaje linfático tiene cuatro grandes efectos:

Para empezar estimula la circulación linfática, acelerando la absorción de líquidos, por lo tanto absorbiendo numerosas formas de edemas, tanto aparentes como menos visibles.

En segundo lugar, estimula los linfocitos, por lo tanto este efecto abre un abanico de indicaciones, que va desde la gripe a alergias, esclerosis, miopías, enfermedades inmunodepresoras, etc.

En tercer lugar favorece la regeneración de tejidos; se obtienen resultados en numerosos casos de úlceras variocurosas, celulitis, osteoporosis, etc.

Y por último el efecto beneficioso en el sistema nervioso ya que ejerce una acción tranquilizante y relajante por la naturaleza suave del masaje.

En definitiva muy recomendado para: Obesidad, Celulitis, Linfedemas, Mala Circulación, Problemas de Metabolismo, Estrés y tambien como Desintoxicante.